Luego de 7 años de maltrato, perro con malformación encuentra un nuevo hogar

Gracias a las redes sociales las historias de maltrato animal nos llegan desde cualquier parte del mundo, lo que es bastante lamentable porque el fenómeno no parece ir en descenso. Hoy te contaremos la triste historia con final feliz de un labrador llamado Bo, quien por desgracia le tocó un amo desconsiderado.

Bo nació con una severa deformación en su cráneo porque cuando estaba en el vientre de su madre, los otros seis cachorros de la camada le ejercieron mucha presión. Pero esto no afectó ni su carácter ni su inteligencia.

Jamie Hulit, La Opinión

Pero los primeros propietarios consideraron que era un perro muy feo así que lo regalaron a la persona menos indicada. Esa persona solo lo vio como un objeto y lo encerró durante cinco años en una jaula, sin sacarlo ni siquiera a hacer ejercicio. Por eso el labrador creció deprimido y enfermo.

Jamie Hulit, La Opinión

Pero un día de suerte, Bo conoció al protector animal Jamie Halit, quien lo rescató de esa horrible jaula. Pagó a sus dueños para que se lo dieran, lo llevó al veterinario y aunque su salud era bastante delicada, nuestro amigo Bo logró sobrevivir.

Jamie Hulit, La Opinión

La depresión, la jaula y la tristeza quedaron atrás

Ahora esta es la vida de Bo:

Jamie Hulit, La Opinión
Jamie Hulit, La Opinión
Jamie Hulit, La Opinión

Bo de hecho tuvo que aprender desde cero a cómo ser un perro con la ayuda de otros perros del refugio. Ahora es un labrador alegre y cariñoso

Jamie Hulit, La Opinión

¿No les parece encantador?

Jamie Hulit, La Opinión

Es uno de los pocos perros que no le teme al veterinario porque para él fue su salvación, de la miseria a la gloria

Compartamos más historias con finales felices como la de Bo.