Joven pesaba 140 kilos y en tan solo 4 años realizó un cambio radical

A los 22 años, Laura Miketich era conocida como “El gigante de hierro”, pesaba unos 140 kilogramos y solía tener muchas enfermedades incluyendo el hipertiroidismo, hipertensión arterial y la condición diabética resultante de la obesidad.

En algún momento, Laura se dio cuenta de que ya no podía hacer esto y que necesitaba cambiar algo en su vida:

“Me desafié y decidí cambiar. Traté de restablecer mi salud cientos de veces, pero los kilos de más eran un problema serio para mi, e incluso pensé en la reducción del peso quirúrgico”

Pero en lugar de tomar el camino fácil, Laura decidió comenzar con entrenamientos diarios en el gimnasio, los cuales cambiaron bruscamente su vida, tanto que la chica entendió exactamente que la intervención quirúrgica no le servía para nada.

“Todo comenzó con una visita regular al gimnasio y una transición a una dieta saludable que satisfaga las necesidades de mi cuerpo. Cambie por completo mi dieta al renunciar a los alimentos nocivos y el alcohol. Me tomó varias semanas entender”

“En el primer año perdí 45 kilos y me deshice de los malos hábitos y lo más importante, la comprensión de una verdad simple me ha llegado: todas las acciones y deseos están bajo nuestro control”

Progress. Just make progress. You’re not too old. It’s not too late. The scale isn’t moving too slowly. It’s all okay. It’s okay to have set backs. It’s okay to have off days. It’s okay to draw a line in the sand and start over and over again. Just keep inching the line forward. Just take tiny, minuscule steps in the right direction that keep you from getting stuck. Move forward. Even slowly. It’s okay. It’s all okay. Change will come. 2014: Morbidly obese. Hypothyroidism. High blood pressure. Teetering on the edge of prediabetes. Hated exercise. Binge eater. 2018: Bodybuilder and powerlifter. Health issue free. Fitness and nutrition enthusiast. Almost 3 weeks post op from abdominoplasty with @drjosephmichaels

Una publicación compartida por Laura Micetich (@theirongiantess) el

Gracias a una dieta competente, levantamiento de pesas y entrenamiento intensivo de gimnasio, Laura logró evitar muchos problemas de salud y así mantener una pérdida de peso rápida y fácil.

Para alentar de algún modo a aquellos que también decidieron emprender este difícil camino, Laura publica regularmente fotografías y videos alentadores en su Instagram, donde demuestra los sorprendentes resultados de su pérdida de peso.

La historia de la estadounidense Laura Miketich, de 27 años de edad, demuestra que la autodisciplina dura, el entrenamiento regular y el constante trabajo en sí mismos conducen a resultados sorprendentes. El lema principal de Laura durante la pérdida de peso fue este: “¿Estás cansado? No arrojar nada. Solo date un descanso”

⏳ the time passes anyway ⏳ Year one: 100+lbs lost Year two – four: self worth, self control, self respect gained

Una publicación compartida por Laura Micetich (@theirongiantess) el

Fueron 4 años largos de trabajo continuo consigo misma, y hoy, al mirar a Laura, ves a una persona completamente diferente: ante nosotros hay una chica esbelta que parece modelo y que ni siquiera parece saber qué problemas hay con el exceso de peso.

We read the comments on photos all day every day. “Body goals” “I would kill to look like that” “How do I get like that?” “Dream body” We label other people’s bodies as the ideal. Here’s the thing. That’s the exact opposite of how I want you to feel when you look at my page. We’ve got to stop labeling others’ bodies as the new ideal. There is no ideal. We all have the ability to shatter standards, destroy expectations, and embrace our bodies as we want them to be. Beauty is an infinite and ever-replenishing resource. We can’t run out of it. Seeing beauty in someone else does not diminish our own. I’ve got cellulite, loose skin, stretch marks. That’s okay… it’s okay to love and care for your body no matter how far it strays from society’s idea of perfection. Let’s use the energy we spend on wishing for someone else’s body on loving and caring for our own. Kindness to others. Kindness to self. 🖤 This is a testament to how difficult it is for me to do progress-tracking videos because every single one devolves into awkward dancing.

Una publicación compartida por Laura Micetich (@theirongiantess) el